¿Cuán modernos somos?

5
355

Si existe algo que me provoque gran incomodidad, rabia y que incluso me llega a sacar de mis casillas es lo hipócrita que es la sociedad (en este caso me refiero a la española) en cuanto a la consideración que tenemos de modernos, avanzados o como queráis llamarle, cuando salta a la vista que estamos muy por detrás de nuestros vecinos, más o menos próximos, tales como Francia, Suiza, Inglaterra, Holanda, etc., en toda una serie de asuntos.

Haré referencia al trato que damos a los animales y a su consideración. En otra ocasión hablaré de los toros, la caza con perros, especialmente con galgos, las cabras que se tiran desde los campanarios, y otras lindezas propias del territorio nacional. Pero en esta ocasión, me centraré en las dificultades que se nos presentan a los que compartimos nuestras vidas con un perro.

Cuando en muchos países de Europa hace más de 30 años que los perros pueden acceder a todo tipo de transportes, establecimientos, hospitales, etc., aquí seguimos utilizando todo tipo de argumentos para que esto no ocurra. Cierto es que para que un perro pueda acceder a según qué sitios, es indispensable que esté bien educado y en perfecto estado de salud, y cierto es también que España está llena de propietarios irresponsables e ignorantes que no atienden a su animal como deberían. No obstante, también existen personas responsables, que se preocupan por la educación de su perro y evitan que pueda causar cualquier molestia al resto de ciudadanos.

En este país no podemos utilizar los transportes públicos en compañía de un perro, a menos que viaje en un transportín, lo cual resulta imposible con un perro de, por ejemplo en mi caso, 20 kg. No podemos entrar en edificios públicos con perro, en toda la ciudad de la Coruña, donde el 30% de la población tiene perro en casa, sólo disponemos de una única área de canino para que nuestros perros corran y jueguen legalmente (cuando desde el 2006 se prometieron 4 más), se ha dado el caso de taxistas que se negaban a atender a personas acompañadas de perro guía, existe un número escasísimo de albergues, pensiones, hoteles, etc., donde pueda pernoctar con un perro. Sé lo que estáis pensando: cuestión de seguridad, el perro puede morder, cuestión de higiene, puede transmitir enfermedades, hay gente que les tiene miedo…

Bien, para empezar, la “seguridad”: un perro correctamente educado jámas morderá a nadie, y además, para eso existen los bozales. La “higiene”: pocas son las enfermedades transmisibles de una especie a otra, pero la cosa es tan fácil como exigir que la cartilla veterinaria esté al día. “A no todo el mundo le gustan los perros”: a no todo el mundo le gustan los payasos o los mimos que actúan en plena calle, y no por eso se prohíben, a no todo el mundo le gusta aguantar el humo del tabaco (que, por cierto, produce enfermedades muy graves) y no se prohíbe, o sí, pero vaya, todos conocemos el resultado. En fin, si existen argumentos contra esta cuestión, existen más para rebatirlos.

Y entre todas estas cuestiones olvidamos, o más bien obviamos, el hecho de que convivir con un animal reporta grandes beneficios. Los perros (y otros animales) son usados de forma habitual para realizar labores terapéuticas en hospitales, centros de salud, centros penitenciarios, etc. y está demostrado que las personas que conviven con un perro gozan de una mejor condición física y psíquica, así como que es enormemente beneficioso para un niño crecer en compañía de un animal.

Quizás deberíamos ser más tolerantes y reflexivos. No exijo que mi perra se pasee libremente por el autobús pegando lametones a diestro y siniestro, y hasta pagaría doble billete, entrada, o lo que sea por ella. Estoy dispuesta, y creo que sería lo mejor en cualquier caso, a que Kyra lleve siempre correa, bozal y a pasar un examen en el que un educador y un veterinario comprueben que el animal está adecuadamente educado y en perfecto estado de salud.

image_255Para finalizar, quiero contaros una anécdota:

El verano pasado, mi primo decidió llevarse a Kyra a la playa (lo cual no está permitido, lo sé), acomodó su toalla en un rincón apartado y ordenó a la perra que se tumbara a su lado, que así lo hizo. Al rato, se acercó una señora y le recriminó muy toscamente que la perra le estaba molestando (quiero recordaros que la perra permanecía inmóvil y acostada), a mi primo le faltó tiempo para contestar, cuando el señor que tomaba el sol justo al lado dijo: “Señora, ¿por qué no le dice a su hijo que deje de tirarme arena por encima y deja en paz al perro que ni se mueve? Ojalá su hijo fuera tan educado como ese animal.”

¿Deberíamos prohibir que los niños jueguen en la playa? A fin de cuentas, son peligrosos: sus balonazos a veces duelen, cuando te pasan por encima y te pisan también, y cuando te echan arena en los ojos, más. No cumplen con las normas de higiene: los envases de petit suisse, el palo de helado, los pañales, etc. inundan la arena. Hacen pis, y caca, que nadie recoge, en cualquier lado. Y además, a no todo el mundo le gustan los niños.

5 Comentarios

  1. Hola Sandra, mas que ¿cuan modernos somos? lo que tendriamos que preguntarnos es cuan educados somos. Porque como tu dices, si el perro esta bien educado no deberia haber problemas, pero la mayoria de las veces el que debe ser educado es su dueño. ¿Donde estan los bozales,correas, y microchips marcados por la ley?. ¿Y las multas por dejar los regalitos en medio de la calle?. Evidentemente el ejemplo del niño en la playa es repetible en cualquier ciudad de España, pero si eso pasa con un niño, que esperas del perro que tuviese esa señora?. Son los problemas de la colectividad, aunque tu respetes las normas siempre vendra algun listo a saltarselas, y habra que endurecerlas (otra cosa es cumplirlas).
    El otro dia vi un ejemplo, estaba en un semaforo con una moto delante, y de repente veo que la chica empieza a chillarle a un peaton, pues esta chica le estaba gritando a otra, que con la bolsita en la mano, se iba dejando el pastelito en la acera. Con los gritos se puso colorada y se llevo la mierda de su perro. Pero, y si nadie le grita?, educamos al dueño, al perro, a todos?..

  2. Hum. Es un post delicado. Pero mucho.
    Por un lado comparto las opiniones aquí mostradas (como poseedor de perros durante más de 20 años); pero por otro debo admitir, que hay cosas que me parecen demagogia.
    Por supuesto que un perro educado, limpio y mono tiene mil derechos. Pero creo que “Césares Millanes” hay pocos.
    Hablaré de mi caso particular.
    Fui poseedor de 3 generaciones de Bobtail (o pastor inglés, o mundialmente conocido como “el perro de la sirenita”). Es un perro mu mono, mu lindo, “parece un panda”, etc… Un imán para niños y chicas (XDDD).
    Por motivos personales, nunca vendo perros por más de 1 euro (y hablo de Bobtails de pura raza, que normalmente pasan de los 800 eurazos cachorro sin pedigree), y le “regalé” una cría a un amigo. Era un macho muy guapo. “Yoshi”. My educado, y muy limpio. Pero por una extraña razón, con un odio irracional hacia los niños. ¿Si en un autobús, en un descuido, le clava los dientes a un crío te harías responsable de sacrificar a tu animal? (es lo que pediría).
    Ya sé que existen bozales. Del mismo modo que existen collares estranguladores que nadie quiere poner a la mascota. “Pobrecito. Si no hace nada”.
    Sigamos rememorando. Hace años, en casa de unos amigos de mis padres, con tres perros (doberman, concretamente), pasaba por el jardín y me senté en una tumbona. Los tres perros estaban perfectamente amaestrados y obedecían a la primera. No me preguntes cómo ni porqué, pero a los 4 segundos de estar sentado uno de ellos se me tiró al cuello. (menos mal que soy cabezón y no me pilló bien…).
    Sigamos…hace años, muchos ya, tenía un perro: Fati. Cruce de Husky con Malamute. Una preciosidad…con aspecto de lobo. No queráis saber la de gallinas y ovejas que mi padre tuvo que pagar cuando escapaba. O lo que sufríamos por el hecho de que le pegaran un tiro si la veían suelta (uno de mis perros nunca volvió..). O la cantidad de reses que tuvimos que pagar sin que mi perro tuviera nada que ver, pero cría fama….

    Si. Es cierto; hay que educar al animal. Pero también hay que educar a las personas. Me encantan los animales (el curso de auxiliar de veterinario me llama cada día más). Pero no veas el miedo que me da, por causas laborales, bajarme del coche en un pueblo, alejarme, y que me salgan cuatro perrazos sueltos de 4 esquinas distintas… Ni educación ni leches…En Galicia hay la fea costumbre de perros sueltos y verjas abiertas…

    Que molestan más los niños en la playa que un perro. Cierto. Que molestan más los niñatos que van con el movil con reaggeton a todo trapo por la calle. Cierto. Estoy completamente de acuerdo. Pero un perro es completamente impredecible. He tenido perros con paciencia infinita (un palleiro, que sacado de la perrera, nos lo agradeció toda la vida dejándose avasallar por mis primos pequeños: tirones de orejas, de rabo, dedos en el ojo…) y que sé, con una seguridad del 200%, que jamás harían nada malo. Pero también sé que en este mundo hay mucha gente que incitaría al perro a hacer algo malo.

    Hay mucho miedo para con los animales. La gente que llevamos prácticamente toda la vida con ello no nos damos cuenta. Pero hay personas a las que un golden retriever (el de scottex) le puede dar tanta alegría como pavor.

    No espero, ni esperaré nunca, que dejen llevar un perro en un autobús urbano. Que un taxi no te deje llevar un perro me parece normal (es necesario un compartimento especial para llevar perros en el coche). Etc…

    Sí, y ahí entramos en incongruencias: creo que no hay leyes que prohíban conducir mientras practicas relaciones sexuales. Ni entrar en un autobus disfrazado de perro y oliendo mal ni siendo portador de trescientas enfermedades venéreas diferentes…. Spain is different.

    Mucha gente se ríe, y sobre todo critica, esas leyes americanas de “prohíbido atar hipopótamos a los postes de teléfono”. Pero hay algo de razón: si esa ley existe, es que alguien ató uno y se montó la gorda.

    En fin, podría estar horas y horas hablando del mismo tema, ya que, como dije hace muchas líneas, estoy de acuerdo con ambas partes. Pero creo que la conclusión es la misma para todos: los perros, como los hijos, se educan y actúan según el modelo que nosotros, dueños o padres, les damos y ofrecemos. No podemos exigir un trato especial para todos porque, como siempre, hay 3 ó 4 que hacen lo que les da la gana y dejan en evidencia al resto.
    Mientras los animales no tengan derechos (recordemos que el gobierno se ha pasado por el forro la Ley de Protección Animal que iba a hacer), no se podrá hacer nada legal.
    Pero pensemos esto (y de verdad que acabo): si una persona mata de 57 cuchilladas a una pareja homosexual y le prende fuego a la casa apenas va a la carcel; si dos chicos roban una pizza a un pizzero en Madrid (25 euros de pizza) y les condenan a 2 años de cárcel; si un descerebrado manosea, agrede, insulta, veja, amenza y se mofa de una menor en el metro no va a la cárcel…si todo eso y más (mucho más y más aberrante), cómo esperas que ésa misma sociedad permita subir un Gran Danés a un autobús lleno de viejecitas indefensas…

    En fin. Spain is different….una lástima oyes.
    Así que Sandra, paciencia, y no permitas que chumigaitas varias te impidad disfrutar de la compañía de tu perro.

  3. eu tamén creo que isto é un problema cultural. un exemplo que me pasou a min este setembro en alemania. Munster, Alemania occidental. Semáforo en rojo, non hai coches, que faría Xurxo en Vigo? Por suposto cruzala calle. Qué faría en Alemania? Por suposto cruzala… Non, tódolos alemáns nenos, xoves, maiores esperan sen cruzala calle. Xurxo mira a un lado é o outro están de cachondeo. Ten que haber unha cámara oculta. Segue sen pasar un coche nin cheirarse ó lonxe, e seguen sen cruzar. Xurxo espera con todos, e cruza cando o di o semáforo.
    En Dresden, Xurxo espera no semáforo e de repente ve que hai xente que pasa e outra que queda. Se estivera en países de cultura latina coma Portugal, Italia e Grecia, seguiría coma en España (por certo cómo conducen!).
    É dicir que no que respeta a ser capaces de cumplir leises de respeto común, a cultura latina deixa moito que desexar, cada un vai á súa e iso inflúe en tódolos aspectos da nosa sociedade. Temos moito que aprender.

  4. Muchas gracias por vuestros comentarios.

    En general, estoy de acuerdo con vosotros y me alegra descubrir que no soy la única que se da cuenta de lo mal educados que somos (y me incluyo porque lo pone mi DNI). He tenido la gran suerte de nacer y crecer en un país donde las cosas son bien distintas. Las leyes se respetaban, la gente era muy educada y cuidadosa, y todas esas cosas que aquí nos faltan, pero sobre todo era o es un país donde los animales tenían-tienen un gran protagonismo en la vida diaria de las personas. Allí todos los días compartía autobús con pastores alemanes, caniches, bobtails, dogos y lo que tocara, también los parques, los jardines, merenderos, bosques y hasta el aula de clase y os puedo decir que nunca sufrí daño o molestia alguna. Está claro que ese logro en la convivencia depende exclusivamente de la educación de las personas, tanto de los propietarios de animales, como de los que no lo son. Por poner un ejemplo, yo preguntaba al dueño si podía tocar al animal, antes de hacerlo. No es la primera vez que un niño se abalanza sobre mi perra, que por suerte es una santa en ese sentido, ante la pasividad de los padres. En este caso, ¿sería mi culpa si la perra muerde o asusta al niño?, ¿tendría que sacrificar al animal? En mi opinión, los animales tienen derecho a enfadarse y hartarse de que desconocidos, o conocidos les toquen las narices, y no por eso se convierten en asesinos. Por otra parte, pienso, y es una opinión que comparten la mayoría, de los educadores- entrenadores caninos, que cualquier cosa que haga nuestro perro es nuestra responsabilidad y nuestra culpa. Boni, esos perros de los que me hablas, no estaban correctamente educados, y sobre todo socializados ( sobre todo en el caso del bontail y los niños) y hay profesionales que se ocupan de resolver esos problemas. Discrepo en lo de que los perros son impredecibles, es más, como buenos propietarios debemos saber anticipar y prevenir las reacciones y comportamientos de nuestros perros, para así evitar aquellos que sea indeseados. Cuando mi perra está a punto de pelearse con otro lo veo, me doy cuenta, igual que sé si tiene ganas de jugar, o si una persona le gusta o no. Sé prevenir esas reacciones en mi animal, es mi responsabilidad y también es mi responsabilidad aprender a indentificarlas, a través de lecturas, o con la ayuda y enseñanzas de un profesional y dado el caso a rectificarlas. En cuanto al husky- cruce con malamute, a veces no podemos ir contra natura, son animales que descienden directamente del lobo. Yo también tuve un malamute y mi madre se empeñaba en dejar a los periquitos sueltos por casa, supongo que os imaginaréis el resultado… y al final, yo acababa fuera de casa con el perro ( Thor) de cuyas fauces sobresalían coloridas plumas…
    En cuanto a lo que comentas de no vender a tus animales, no sabes como me alegra y supongo que compartimos motivos y razones sobre esta cuestión.
    Y sí, me doy cuenta de que el problema en este país es que la gente es tremendamente irresponsable, mal educada y… (Prefiero no seguir. Por favor que nadie se ofenda.) Pero creo que a pesar de ello, los que sí somos responsables y educados tenemos derecho a pedir lo que considereremos. ¿O debo resignarme y esperar a que ocurra un milagro y España se convierta en un ejemplo de civismo?

  5. Ya sabía yo qué habría polémica XDD pero de la wena!
    En eso coincidimos todos. La educación es muy importante. Pero me mantengo en qué nunca sabes lo que puede deparar la conducta animal (por muy bien que conozcas a tus mascotas). Recuerdo tener que ponerme la gamma-globulina en más de una ocasión por algún mordisco de mis perros (es lo que tiene meterse en peleas en plan Falcon Crest, con líneas genealógicas, familias y terrenos…pero entre perros! XDDD).

    Y que este país está lleno de maleducados e irresponsables es una verdad como un templo. Y ése detalle de que la gente primero toca y luego pregunta también es un punto a tener muy en cuenta, qué hay demasiado valiente.

    Lo de no vender animales, es más por una superstición, ya que de todos los animales que han pasado por mi vida, sólo uno murió de viejo (Golfa, rest in peace). Luego podemos contar cánceres, infecciones de útero, bazos perforados, fugas sin retorno, moquillo… Por ello no los regalo directamente. Los vendo a un precio simbólico para huir de la maldición.
    Por cierto, ya que sale el tema,si algún día veis por Vigo algún Bobtail, sabed que hay una gran posibilidad de que sea parte de la casta de mi Golfa (alias “devoradora de turronespatatillaschiclesgominolasytodoloquecaigaamialcance).

    Quizás Axena debería abrir una pequeña sección “mi mascota” o “mi bicho preferido”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here