Los Bloggers de Axena

Artículos y noticias sobre el medio ambiente

Eslizones, esgonzos o “¡Cuidado, una serpiente!”

Más o menos estas son las denominaciones que les damos cuando nos los topamos. El otro día en una excursión al Galiñeiro (otro de los paraísos que tenemos al lado del CUVI) vimos de repente deslizándose entre la hojarasca uno de estos curiosos reptiles. Logré capturarlo y aproveché para sacarle unas fotillos y así ahora puedo presentároslo. Y es que aunque supongo que muchos ya los conocéis, mucha gente no tiene ni idea de qué son esta especie de serpientes con unas patitas ridículas.

Los eslizones (Esgonzos en gallego) son en realidad lagartos. El ejemplar que aparece en estas fotos es un eslizón tridáctilo (Chalcides striatus), que posee unas patas con tres dedos. Estas patas se cree que son elementos vestigiales, aunque alguna gente opina que le son de gran ayuda para moverse entre la hojarasca y la hierba (que es por donde suelen andar). Aquí en Galicia es muy frecuente encontrarlo cuando se labra la tierra, entre los terrones que se levantan.

Los eslizones también son fáciles de confundir con los luciones Anguis fragilis (en gallego escánceres), que son otro tipo de lagartos con aspecto de serpientes, sólo que a diferencia de los eslizones no poseen patas vestigiales.

¡Ah!, y por supuesto son totalmente inofensivos, a pesar del pánico que suscitan en mucha gente…

Deja tu comentario