Observando aves, los comienzos

4
31

Observar aves es una afición como otra cualquiera, lo bueno que tiene esta afición es que la podemos practicar en casi cualquier sitio y sin gastar demasiado dinero. (Esto último dependiendo del equipo que tengamos)

Para la gente que empieza en esto, se le plantean un montón de dudas sobre cómo hacer las cosas, yo lo sé por experiencia ya que solo hace un par de años que desarrollo esta afición de una forma plena.

Lo primero que debería de hacer la persona que empieza es tener unos prismáticos normalitos de unos 10×25 o 8×50, no hace falta que nos gastemos cientos de euros en unos Nikon®, Pentax®, etc. Con unos primaticos de “marca blanca” de unos 30 o 40 euros nos podemos apañar perfectamente.

Lo que se suele hacer justo a continuación es salir al campo con nuestros nuevos prismaticos, aquí suelen pasar dos cosas:
1. L a mayoría de las aves que vemos ya las conocíamos, tórtolas, torcaces, cornejas, etc.
2. Las aves desconocidas quedan sin identificar por falta de conocimientos.

Para solventar el segundo caso lo mejor es optar por comprar una guía de campo, aquí las posibilidades del mercado son enormes y los tipos de guías variables.

Por hacer una gran división podríamos tener dos grupos, las guías de aves ilustradas y las guías de aves con fotografías. Aquí cada uno debe de decidir que guía le gusta más y le puede aportar más información “útil” (En este punto quiero destacar que no siempre las guías más caras son las más útiles a la hora de salir al campo)

También es muy práctico salir acompañado al campo ya que nuestros acompañantes pueden apreciar detalles o tener conocimientos distintos a los nuestros.

A medida que pasa el tiempo la gente normalmente va aumentando su equipación, así aparecen los telescopios terrestres (muy útiles en zonas despejadas), cámaras fotográficas (réflex, bridge, etc.), guías más especializadas, reclamos, refugios móviles,etc.

Por último solo quedan por destacar dos cosas:
1. Normalmente cuando uno va con todo el equipo a observar aves suele parar el dia con más pena que gloria. En cambio cuando uno se deja todo en el coche y solo baja un momento a estirar las piernas suelen aparecer ante aves de todo tipo. (Recordar esto es un dogma de los aficionados a observación del mundo natural en general)
2. La única manera de observar una gran cantidad de aves es pateado mucho campo  y dedicarle horas independientemente del clima y del equipo.

Compartir
Artículo anteriorCernicalos, pequeñas joyas con plumas
Artículo siguienteMúsica para documentales (y II)
Un dia lluvioso, seguro que llovia, de febrero de 1982 vino al mundo en la localidad de Sanxenxo este integrante de Axena. Aunque tiene la licenciatura de biologia y le encanta el mundo animal la realidad se ha impuesto y actualmente curra como tecnico de PRL, que tambien tiene su gracia. Dentro de las actividades que reliza en axena se encuentran la de triscar como un animal por el monte, observación de aves, publicidad de pagina, blog, etc. Y andar siempre protestando, eso se me da bastante bien. En el Blog participo menos de lo que quisiera como colaborador pero es lo que queda, hasta que me toque la loteria o algo asi.

4 Comentarios

  1. Saludos!!

    Cuánta razón tiene el punto 1, puñetera ley de Murphy ;p.

    Son consejos interesantes, pero, sabéis de alguna guia en concreto que merezca la pena? Es que en cualquier tienda tienen como tropotrocientas… Por otro lado, una curiosidad ¿no es muy mala época para la observación el invierno? (sí, parezco Yoda).
    Lo digo porque hace años en un muestreo salí a buscar agateadores y entre el frío y las nevadas (Segovia y sus robledos) los pájaros dicen nanai.
    Y ya que sale el tema, si tenéis ocasión de ir a Segovia (no os perdéis nada), si os gustan los pájaros (que va a ser que sí), no dejeis de ir al Robledo: un parque natural lleno de robles, jaras y demás arbustos. Podéis encontrar garzas a saco, agateadores, algun ratonero y fijo que buitres leonados (o eran negros?).
    Y si estáis por la zona, en las Hoces del Río Duratón podéis recorrer sinuosos acantilados llenos de buitres. Muy guapo.

    Y depués de tanto sinsentido me despido.

    Sayonara!!

  2. El tema de las guias es complicado, esto va segun gustos. Para aves de Galicia esta muy bien la “Guia das aves de Galicia”de Ed. Bahia que incluye un Cd con Cantos pero vale 45 Euros.
    Para aves más en general, tengo varios, uno de aves de europa de Ed. Lynx que valio 15 Euros y me gusta para el campo, es sencillito y trae las especies con diferentes tipos de plumaje, adultos y crias, etc.
    El tema de salir en invierno, yo creo que es tan buena epoca como cualquier otra, yo el invierno pasado estube observando varios dias a un Trepador Azul en O Carballiño (Ourense) y alli hacia una rasca flipante, así como otras especies a lo largo del invierno. Aunque yo creo que por Galicia el invierno es bastante más suave que por galicia.
    Queda apuntada la recomendación de Segovia.

  3. Queda claro: “yo creo que por Galicia el invierno es bastante más suave que por galicia”, jeje

    Bueno, para esta cuestión dos paxaros eu tamén creo que calquera época é boa. É máis, como case sempre, cando menos o esperas ves algo sorprendente. E sen prismáticos! A min gústanme especialmente os cauces fluviais.

    Un saúdo!

    Folon is waiting for us!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here