Los Bloggers de Axena

Artículos y noticias sobre el medio ambiente

Alimentación eléctrica en campo (I)

Un compañero me comentaba hace algún tiempo que estaba trabajando en un proyecto que en ese momento era imposible poner en práctica. Era a varios años vista y contaba con que aparecerían nuevas tecnologías para la producción de baterías. (Trabajaba en el desarrollo de aplicaciones wireless para la industria. Uno de los requisitos básicos era que la batería debía aguantar las 8 horas de la jornada laboral sin recargar.)

Y es que la tecnología actual sería genial si no dependiese completamente de la electricidad. Incluso eso no sería un gran inconveniente si tuviésemos una forma barata y ligera de almacenar electricidad. Pero la realidad es que el desarrollo actual de las baterías y dispositivos de almacenamiento de energía eléctrica dista mucho de lo ideal.

En el tema de las baterías, hay una regla dorada: si es más grande, almacena más energía. Pero lo grande pesa y normalmente tenemos que mover el material sin más recursos que nosotros y nuestras espaldas. Rara (y muy deseada) es la ocasión en que la zona donde queremos grabar está muy cerca de una carretera, de forma que podamos desplazar el equipo y cuantas baterías tengamos sin esfuerzo. Para una sesión de tan solo una noche (unas 10 horas) el peso en baterías es más que considerable. Y ya hemos tenido que hacer horas de ruta por los cerros del Barbanza cargando con ellas.


Storage density in Wh/kg. La comparativa sigue.

Hay también otra regla: por el mismo tamaño, si es más caro, almacena más energía. Esa fue la pequeña revolución de las baterías de iones de Litio. Es una tecnología con mayor densidad de carga. Y, claro, es más cara. Afortunadamente, como se producen baterías de este tipo en cantidades enormes, el precio ha disminuido. Su evolución parece ser la batería de iones de Litio en polímero (o “polímero de Litio”), con unos rendimientos ligeramente superiores, mayor flexibilidad y aún con margen para mejorar.

Es posible que la próxima revolución sea la de cambiar qué entendemos por almacenamiento de energía. Quizás el próximo paso sea tener mini-generadores de corriente eléctrica. Algo así como un panel solar, pero que funcionase de noche, sería perfecto.

Por ahora nosotros le hemos estado siguiendo el rastro a las baterías de metanol. Toshiba ha desarrollado “la batería DMFC más pequeña del mundo” (DMFC es la abreviatura del inglés “Direct Methanol Fuel Cell”). Mientras, Smart Fuel Cell, una compañía alemana, está vendiendo baterías pensadas para alimentar los sistemas de una caravana sin tener que depender del motor de combustión. Son las de la foto.

Todo esto todavía es demasiado caro, pero ya está comercializándose. Y eso sólo puede llevar a su abaratamiento. Además, su funcionamiento solo produce agua y dióxido de carbono (es lo bueno de estar quemando un alcohol). Y, aunque haya mucho o demasiado de estos elementos, siempre son mejores que los productos de desecho de un generador diésel.

Datos del post

Fecha
julio 22nd, 2008

Autor
iago

Categoría

2 Trackbacks/Pingbacks

  1. Los Bloggers de Axena » Blog Archive » Nuevos horizontes para la energía eólica 05 08 08
  2. Los Bloggers de Axena » Blog Archive » Alimentación eléctrica en campo (y III) 18 08 08

Deja tu comentario